BOTOX

La toxina botulínica, más conocida como botox es en realidad la toxina que produce el botulismo. Sin embargo, se aprovecha su capacidad de producir parálisis muscular para utilizarla con fines médicos en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y en medicina estética para las arrugas de expresión, que es por lo que más se la conoce. La técnica consiste en la infiltración mediante una aguja la toxina botulínica en el músculo de la zona que se desea tratar, inhibiendo el movimiento del mismo. De ahí que su aplicación fundamental en estética sea el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir aquéllas que aparecen en el entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos, no obstante también tiene otras aplicaciones por ejemplo, se está utilizando para el tratamiento de la hiperhidrosis, es decir en personas con una sudoración excesiva en axilas, manos y pies. Con ella se logra disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas. Los resultados se verán a partir del 3er día, haciendose mas notorio al 7mo día y la duración sólo será de 4 a 6 meses, por lo que en relación costo beneficio podemos decir que el botox no es la mejor opción ya que ahora existen más tratamientos que dan los mismos resultados, son más duraderos, el aspecto es más natural y su duración es más larga.

Promoción

Promoción Plasma Rico en Plaquetas
Promoción PRP 4ta Generación
Promoción Plasma Gel
Promoción Hilos Tensores
Promoción Fibroblastic